lunes, 23 de septiembre de 2013

Receta: Las famosas patatas rellenas de mi madre


Hoy os traigo una receta que se prepara en mi casa desde tiempos inmemoriales y siempre con el mismo éxito. Recuerdo que yo era muy pequeña cuando mi madre ya la hacía, y me alegraba el día saber que tenía patatas rellenas para comer. Además podéis hacer bastante cantidad y congelar las que os sobren, luego os dará alegría encontrarlas.

¿Queréis conocer el secreto de esta famosa receta de Mamá Sintacones? 

jueves, 5 de septiembre de 2013

Aceites naturales (2ª parte): Piel grasa

Como muchos sabréis tengo la piel super grasa y con cantidad de brillos, por eso me animé a probar este tipo de aceites, en concreto llevo un tiempo usando el de avellanas y el de jojoba, y estoy muy contenta con los resultados. Y os preguntaréis ¿Cómo es posible que un aceite esté indicado para piel grasa? Parece una contradicción ¿verdad? ¡Pues no! Resulta que estos aceites por extraño que parezca se absorben sin dejar sensación grasa en la piel y tienen una función seborreguladora, algo que no ocurre con el resto de aceites que vimos en la primera parte. No sólo regulan el sebo sino que  nutren, suavizan y conservan la humedad natural de la piel, y como ocurre con todos los aceites se puede usar tanto en la piel como en el cuero cabelludo. Pero tampoco hay que abusar, se trata de aplicar muy poca cantidad.

lunes, 2 de septiembre de 2013

Aceites naturales (1ª parte): Piel normal, seca o con arrugas


Ya sabréis lo mucho que me gusta la cosmética natural. Os conté aquí que había decidido dejar de usar productos con siliconas, y hoy os voy a explicar lo fantásticos que son los aceites naturales para cuidar tanto el pelo como la piel. Protegen la piel y el cabello formando una capa aislante que retiene la humedad, conservando así el nivel óptimo de hidratación, pero además nutren y regeneran la piel. La mayoría de los aceites vegetales penetran fácilmente en la piel, a diferencia de los aceites minerales (vaselina, parafina), que además no permiten la transpiración de la misma.

Muchas veces compramos cremas hidratantes, geles de baño, champús, etc, que anuncian alguno de estos aceites en su composición pero el porcentaje que llevan es mínimo. Entonces... ¿por qué no comprar nosotros mismos el aceite y utilizarlo directamente en nuestro cuerpo?